jueves, 21 de agosto de 2014

ESTE JUEVES: LA FOTO DE MI VIDA




No podía dejar pasar la convocatoria de este jueves teniendo en cuenta que mi casa, ésta en la que los jueveros nos encontramos cada semana lleva por nombre Mi Blog de Fotos.
Todos conocéis mi afición por la fotografía aunque solo soy una aprendiza de fotógrafa. Era ineluctable que mis pasos en busca de los temas fotografiados me llevaran hasta las imágenes de Sancti Petri, el lugar que, aparte de la Isla donde vivo, más veces ha sido el punto de mira de mi objetivo. También sabéis que mi URL es Playa del Castillo, una línea de costa de arenas rubias y aguas templadas que une mi Isla con las tierras del Castillo de Sancti Petri, donde la leyenda cuenta que estuvo el Templo de Hércules, hoy día un templo bajo el mar sobre el que está asentado el actual castillo donde se encuentra la torre del faro del que tanto me habéis oído hablar. Era pues ineludible mi cita con esta propuesta y he venido acompañada por la imagen de mi templo y por el fornido semidios que se encuentra a la entrada del poblado señalando hacia el "non plus ultra", allí donde había que parar, donde las tierras de Europa y África estuvieron en contacto hasta que llegó él, tras atravesar el desierto libio, y con su poderosa fuerza las separó formando el Estrecho de Gibraltar, quedando sus columnas situadas una sobre el peñón de Gibraltar y la otra en el monte Hacho de Ceuta, o según otras versiones en el monte Musa de Marruecos.
Hércules tuvo que venir a la isla de Eriteia para cumplir con el décimo de sus trabajos impuestos por la sibila del Oráculo de Delfos por haber matado en un ataque de locura a su mujer, hijos y sobrinos. Debía robar el ganado de Gerión que vivía en esta isla, más allá de las columnas de Hércules, ya en el Océano.
Pero  lo que más me emociona cuando voy al Castillo de Sancti Petri o camino por las calles de su poblado es pensar que mis antepasados, mi abuelo como farero y su familia, entre los que se encuentra mi madre, estuvieron allí viviendo muchos años. Siento el castillo como algo mío, forma parte de mi vida como uno de los sitios que más felicidad me han proporcionado.
Lo he fotografiado miles de veces y siempre encuentro una nueva imagen que me invita a inmortalizarla. 




En cuanto mi cuerpo volvió a recuperar sus fuerza, mi mente dejó a un lado el padecimiento y la vida volvió a mí con más ganas que nunca me fui a pasear por mi castillo a encontrarme con mis raíces y a dar gracias a los dioses que eligieron éste lugar.


HABLANDO DE FOTOS... La Plaza del Diamante de Alfredo




13 comentarios:

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Es justo lo que iba comentar, sobre el nombre de tu blog.
Elegiste muy bien, mitologica y geografica entrada.

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Entrañables tus recuerdos y tu manera de contarlos. Gracias por compartirlos!
=)

Maty dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Sindel dijo...

Preciosas todas las fotos y la historia que tienen detrás de la imagen me encantó. Un lugar tan bello como vos.
Un abrazo inmenso.

Juan Carlos dijo...

No conocía la historia del castillo, ni Sancti Petri, en mis tiempos por la isla no llegué a visitarlo. Me ha itneresado y me hand dado ganas de visitarlo algún día.
Besos, amiga.

Yessy kan dijo...

Fantástico relato!
No conocía esta isla y mucho menos su historia. Las fotos son preciosas, y la narración que le acompañan muy educativas. Fue un gusto leerte.
Besos

Macarena Santos dijo...

Hola muy conmovedora la manera de escribir , he leído muchas de las publicaciones y me parecen muy buenas. A mi también me gusta la fotografía y escribir por eso tengo un blog , con todas esas reflexiones espero sus visitas , yo seguiré visitando éste. El nombre es Respirar detras del ¨Objetivo¨

Alfredo dijo...

Muy interesante la historia, y emocionante la forma en la que la revives, paseando por esos lugares tan cargados de emoción.
Besos y gracias por participar.

San dijo...

Un lugar mágico donde poder regresar, los orígenes, la fuente.
Precioso Leonor, el sentir que le has dado.
Un beso.

Charo dijo...

Qué interesante historia Leonor, no conocía la historia ni tampoco la isla! Preciosas fotos¡ Un beso

rosa_desastre dijo...

Se respira el mar en tu historia de "la historia" y se que en el reparto, te tocó algo de esa fortaleza de Hercules ¿a que si?
Un abrazo

SUEÑOS DE SINCERIDAD dijo...

Que foto tan bonita e incluso me sentido medio identificado ya soy de Ceuta y me crié en el otra lado al que has fotografiado. Durante casi toda mi vida he jugado y he trasteado por el Monte Hacho. Me ha recordado mi tierra, mis orígenes, ya sólo no nos une la cocina y la literatura, ahora a cada nos quedamos con una columna de Hércules para cada uno.
Un beso.

Encarni dijo...

Es como una leyenda ancestral, que forma parte de tu historia. Muy bien escogidas las fotos de tu vida.

Un beso, guapa